Travel

Mi primera vez en Disney

Disney, una imperdible aventura tanto para chicos como grandes.

Desde 1955, este parque cuenta con la función de juntar generaciones y crear experiencias inolvidables, las cuales, quedan marcadas de por vida.

Así mismo lo aseguró su fundador, Walt Disney:

«Aquí la edad revive buenos recuerdos del pasado, y aquí los jóvenes pueden saborear el desafío y la promesa del futuro».

Desde el día de su inauguración, la cual contó con alrededor de 28,000 mil apersonas, se supo que este parque sería toda una sensación alrededor del mundo ya que, hoy en día, se reciben alrededor de 250 millones de visitantes al año.

Visitantes que disfrutan desde los juegos más extremos hasta los cuentos más memorables, siendo así, la atracción turística favorita de muchos alrededor del mundo; actualmente cuenta con 14 parques y esto hace que tus posibilidades de vivir una experiencia soñada se vuelva realidad.

Para eso, de preferencia, tienes que vivir esa experiencia en diferentes fases de tu vida; puede ser que vayas desde muy chiquito, de adolescente o hasta que seas adulto y lleves a tus hijos; la emoción, la magia y la energía seguirá siendo la misma.

Algo que no se nos puede olvidar nunca es, «nuestra primera vez…» en un parque de Disney; sea la edad que tengas o el parque al que vayas, esa felicidad y ese euforia de vivir, disfrutar y convivir tanto con tu familia o amigos como con tus personajes favoritos, hacer que esa ilusión y ese sueño, se vuelva realidad.

A continuación, te contaremos algunos recuerdos tanto del Wolken Crew, como de amigos y familiares sobre su primera vez en este mágico lugar:

«Fue en el 2012; decidí a que mis hijos tuviera una edad en la cual, lo pudieran aprovechar, me organicé y fue de mis mejores viajes; la pasamos padrísimo, lo disfruté y lo mejor fue que, aprendí y les enseñé el como plantificar un viaje, empujarlos a salir y saber que todo lo que piensas y hacen, lo puedes lograr ».

– Mili García

«Yo fui a mis 15 años en grupo con mis compañeras de secundaria; la mayoría de ellas querían andar juntas y a veces no les tocaba a todas juntas en los juegos y se querían meter a las filas y hacían enojar a las otras personas que iban; fue una pena total ».

– Andrea Ruíz

«Fui en el 2003, cuando tenía 6 años; mis papás decidieron llevarme y fue hasta cierto punto satisfactorio pero, siento que sí hubiera sido mejor que me llevaran a una edad en la cual, pudiera haber aprovechado y disfrutado más las atracciones; gracias a Dios, tuve el privilegio de ir más veces y la experiencia es bastante diferente pero con la misma ilusión».

– Daniel González

«En el año de 1994 fui por primera vez al mundo mágico de Disney justo cuando tenía 10 años. Era el viaje de mi vida porque, era la primera vez que salía del país y era la primera vez que me subía a un avión que recordara. ( antes me subí pero no tengo recuerdos de eso). En ese año Disney tenía además de lo clásico el Mundo de “Querida Encogí a los niños” donde podías pasear por el jardín de la familia tamaño de un insecto, deslizarte por un rollo de fotos, escapar de una hormiga gigante y ver volar mariposas del tamaño de un avión. También había una atracción especial de las Tortugas Ninja, de las cuales era el niño super fan. Recuerdo que era muy “chafa” la atracción pero, qué carajos, eran las tortugas ninja.».

– Jaime Preciado

«Este lugar me llena SIEMPRE de recuerdos pero principalmente con mi papá, cómo que es el lugar donde más conectamos porque desde siempre ha sido mi pareja en los carritos de los juegos y fue quien me hizo agarrarle el gusto a las montañas rusas y los juegos extremos, la neta de chica me subía con un buen de miedo pero solo lo hacía porque mi papá me transmitía que era seguro y que la íbamos a pasar bien, ahora la neta ya me encantan jajaja pero bueno, tambien Disney me regaló que cada vez que veo fuegos artificiales, esté donde esté me llegan un buen de recuerdos hermosos con mi papá porque siempre me cargaba en sus hombros en los fireworks de Disney para que pudiera verlos bien. Cuando tenía como 14 deje de ir con mi papá, pero jamás deje de llorar en los fuegos artificiales porque me recuerdan muchísimo a todas esas veces que la pasaba con el. Disney no solo te llena de recuerdos del parque y momentos de diversión, también te llena de momentos invaluables en familia y crea lazos muy fuertes y profundos, y pues ahora a mis 23 veo fuegos artificiales y lloro el 90% de las veces y el otro 10% me lo aguanto, todo esto gracias a la magia de Disney, la magia de saber disfrutar los momentos en familia, por más sencillos que parezcan».

– Ruper

Como vemos, Disney siempre será esa fuente de felicidad, ilusión y un valle de recuerdos, los cuales, quedan en nuestra mente y corazón para siempre.

Y bien… ¡ahora te toca a ti! ¡Cuéntanos tu primera vez en Disney! Nos encantaría escucharte y poder leer aquellos momentos que te llenaron de luz a tu niño interior.

Mostrar más

Mira también

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar